domingo, 1 de marzo de 2009

Notas preparatorias para el recibimiento del First Dog


Parece ser que los Obama han decidido ya que el perro será un perro de aguas portugués (la foto que acompaña esta entrada no es con toda seguridad la del perro de Obama). Como santanderino nacido en Puerto Chico tengo que protestar enérgicamente por esta caracterización "portuguesa" del perro de aguas de Santander de toda la vida. Los pescadores de Puerto Chico en sus parejas llevaban siempre un perro de aguas o de lanas que eran, efectivamente, espléndidos nadadores y buceadores. Mi amiga Coqui Pérez Tordesillas tuvo hace unos cuantos años la idea de registrar en el Kennel Club de Londres al perro de aguas santanderino como una raza autóctona. He sentido pues una punzada de justa indignación al ver que los Obama consideran a este perro tan montañes, tan norteño, portugués y no cántabro. Dicho sea esto de buen humor y en alabanza de la excelente selección de perro. El perro de aguas es un perro alegre y deportivo. Y muy inteligente. ¡Pero les gusta de verdad el agua, así que el presidente tendrá que darse más de un remojón con su perro y sus hijas en sus días libres!

1 comentario:

  1. Un enorme placer encontrar el blog de uno de los escritores que más he leído y admirado en los últimos tiempos. He disfrutado mucho sus reflexiones sobre la escritura consonántica de los últimos tiempos.
    Estimado maestro Pombo, encontré este blog porque busqué en facebook si acaso estaba usted en esa red, y luego, navegando, trantando de encontrar un correo electrónico suyo. Saludos de un escritor en México que apenas inicia, y que relee cada tres por cuatro "El cielo raso", "Contra natura", "Los delitos insignificantes" y "El héroe de las mansardas de Mansard", principalmente. Con gran interés por su literatura, eduardomontagner@yahoo.com.mx

    ResponderEliminar